LA GANADERIA

Luis de Miguel-Romero y Molina

Soy ganadero porque amo el campo extremeño desde que tengo uso de razón. Es cultivando la tierra de mis antepasados, que aprendí el oficio y sus exigencias. A día de hoy, ser ganadero exige constancia y mucha dedicación.

He heredado un conocimiento de generaciones aúnque, por supuesto, me he ido adaptando a métodos modernos. Siguiendo los pasos de mi tío Antonio de Miguel-Romero, famoso ganadero de caballos de Pura Raza Española y de mi abuelo, continué con la Yeguada de la familia. A la ganadería de caballos, añadí una lanar de raza merina y una porcina de raza ibérica. Estas dos ganaderías totalmente integradas al ecosistema extremeño participan en la mejora de la dehesa.